Buscar
  • Valeria Sorgato

Más de 4 mil hectáreas se suman al Parque Nacional Río Negro Sopladora

Cuenca, 21 de julio de 2020. En el marco del Simposio “Avances en la investigación, gestión y conservación del corredor de conectividad Sangay Podocarpus”, el 17 de julio de 2020, la subsecretaria de Patrimonio Natural del Ministerio del Ambiente y Agua, Laura Altamirano, anunció la ampliación del Parque Nacional Río Negro Sopladora. Un total de 3.126 ha se suman al Parque Nacional Río Negro Sopladora, un área dominada por páramos y bosques andinos casi intactos que albergan una gran riqueza de especies de animales y plantas. Este logro ha sido posible gracias al apoyo de Critical Ecosystem Partnership Fund y al trabajo en conjunto del Ministerio del Ambiente y Agua y la organización Naturaleza y Cultura Internacional.





El Parque Nacional Río Negro Sopladora se encuentra al sur del Ecuador en la Cordillera Real Oriental, cercano al Parque Nacional Sangay, entre la provincia de Azuay y Morona Santiago.


En 1971, con la finalidad de proteger los ecosistemas que abastecen de agua al complejo hidroeléctrico Paute, se estableció el Bosque Protector Microcuencas de los Ríos Negro y Sopladora. Desde entonces el Estado consideró estratégico incrementar la categoría de conservación, por lo que, en 2018, con el liderazgo del Ministerio del Ambiente y el apoyo técnico de Naturaleza y Cultura Internacional, se logró declarar el Parque Nacional Río Negro Sopladora, con una superficie de 30.616 ha.


Sin embargo, miles de prístinos ecosistemas tuvieron que ser excluidas en el límite sur del área, debido a que existía una concesión registrada en el Catastro Minero oficial. En Enero 2020 la concesión fue archivada por lo que esta porción de bosques y páramos intactos no se solapan con ninguna concesión minera según la Agencia de Regulación y Control Minero. Esto abrió la posibilidad de ampliar el Parque Nacional Río Negro Sopladora, fortaleciendo la Conectividad con el Área Ecológica de Conservación Municipal Tinajillas-Río Gualaceño y la protección a largo plazo de importantes fuentes hídricas. Con la adhesión de esta zona al Parque Nacional Río Negro Sopladora, no se podrá realizar ninguna actividad extractiva de recursos no renovables.


El Parque Nacional Río Negro Sopladora forma parte del Hotspot de Biodiversidad Andes Tropicales, zona considerada como una de las áreas más biodiversas del planeta, pero altamente amenazada. Son escasos los lugares de los Andes ecuatorianos donde ha habido muy poca intervención humana. Río Negro Sopladora y el área ampliada son uno de estos lugares.


Su topografía agreste y montañosa, con una variación altitudinal que va desde los

800 hasta los 3.902 metros sobre el nivel del mar, y su clima lluvioso han dificultado

que los agricultores o ganaderos colonicen estas tierras. Entre los cuatro tipos de bosque andino y los dos tipos de páramo que existen en el Parque Nacional se han encontrado 47 especies de mamíferos, de los cuales tres son endémicos, es decir no se los puede encontrar en ninguna otra parte del mundo. Entre los animales más emblemáticos se encuentra el jaguar, el tapir andino, el oso de anteojos y el puma. Estas especies comparten su hábitat con 152 especies de aves, 11 especies de reptiles, 344 especies de plantas y 44 especies de anfibios. Estas cifras son mínimas comparado con todo lo que queda por descubrir. Investigaciones rápidas de biodiversidad desarrolladas por Naturaleza y Cultura Internacional, han descubierto al menos 12 nuevas especies de anfibios: diez ranas, una salamandra y una culebra ciega. Además de su importancia biológica, el Parque Nacional Río Negro Sopladora es fundamental por los servicios ambientales que presta como: la regulación hídrica y climática, provisión de agua para las centrales hidroeléctricas (Paute Integral, Central Hidroeléctrica San Bartolo y a futuro el Proyecto Río Zamora - Santiago), sin dejar de mencionar el almacenamiento de carbono que contribuye a la mitigación del cambio climático, la recreación pública e identidad local.


Como resultado de la ampliación, el Parque Nacional Río Negro Sopladora tiene una superficie total de 33.742 ha, garantizando a largo plazo la conservación de ecosistemas frágiles, megadiversos y ecológicamente importantes por los servicios ambientales que brinda a nivel local y nacional.


Naturaleza y Cultura Internacional junto al Ministerio de Ambiente y Agua están elaborando el Plan de Manejo del Parque nacional Río Negro-Sopladora, el cual incluye actividades como informar al público sobre la riqueza biológica del área.


DECLARATORIA


En la apertura del Simposio “Avances en la investigación, gestión y conservación del Corredor de Conectividad Sangay Podocarpus”, Laura Altamirano, subsecretaria de Patrimonio Natural del Ministerio del Ambiente y Agua, informó sobre la declaratoria que amplía la superficie del Parque Nacional Río Negro Sopladora. “Este logro es un claro ejemplo de que es posible trabajar en el desarrollo sostenible y mejorar la calidad y el beneficio de la vida de nuestras poblaciones”, expresó.


Fabián Rodas, coordinador del programa Austro de Naturaleza y Cultura Internacional mencionó que “la ampliación del área protegida es una decisión acertada por parte de la autoridad ambiental, en beneficio de la naturaleza y las poblaciones locales; mantiene la conectividad con otras áreas protegidas y fortalece la gestión de esta área núcleo del Corredor de Conectividad Sangay - Podocarpus”.

3 vistas0 comentarios

Corredor de Conectividad Sangay Podocarpus

Todos los derechos reservados 2020